Blog

Mi experiencia en Zipolite
1 mayo, 2020 0 Comments

Mi experiencia en Zipolite: La magia de la costa de Oaxaca por Moisés Quiroz

Pasando por San José del Pacifico.

La neblina se asomaba por el columpio en el aire aquella mañana de febrero, y el frío me indicaba que habíamos llegado a la sierra Sur, precisamente a San José del Pacifico. Unas horas antes había salido de la ciudad de Oaxaca con dirección a la costa oaxaqueña, era la cuarta vez que yo estaría en esta región de mi estado, la segunda vez en Zipolite, pero la primera en asistir al Festival Nudista.

Tomé un tiempo para desayunar y hacer algunas fotos en aquel lugar que se había vuelto tan popular recientemente, y después de eso continuamos nuestro viaje.

El trayecto continuó tranquilo, muy tranquilo después de una dramamine que había tomado para evitar las náuseas y para dormir un rato pues las curvas hacen del camino algo brutal, tan brutal como los paisajes vistos hasta ese momento.

La primera parada; Pochutla

La primera parada llegó y descendí de la Suburban en Pochutla, iba en temporada alta para Zipolite así que el sistema de transporte estaba escaso, esperé alrededor de 20 minutos y no encontré ninguna camioneta de pasaje vacía.

 

— “Puedes transbordar e irte hacia Puerto Ángel, y allí seguro encuentras un taxi”, me dijo una persona local acompañado de varias instrucciones.

 

Di 10 pasos más y encontré un colectivo que me llevaría a Puerto Ángel, al llegar a este lugar, de acuerdo con las instrucciones que habían brindado antes, caminé hasta la ‘casa amarilla’ y  abordé un taxi colectivo que me dejó en el ‘adoquinado’ la avenida mas popular de Zipolite.

Foto de @moisessaq en Instagram
Foto de @moisessaq en Instagram

Zipolite, lugar donde pasaría las noches.

A partir de aquí ya todo resultaba familiar, agarré paso por la playa y llegué al Hotel Nude en donde encontré a varias personas extranjeras que ya estaban disfrutando del festival, ahí me dieron instrucciones de mi hotel y me trasladaron a Mazunte, un pueblo mágico ubicado a 15 minutos de Zipolite, lugar donde pasaría las noches.

Ese mismo día, después de comer, me dispuse a ir a observar el atardecer desde Punta Cometa, lugar considerado como el punto más saliente del Pacífico. Caminé apresurado pues ya se acercaba el momento ideal y me encontré con muchas personas más que iban a lo mismo hasta el cerro sagrado, como es considerado por algunos locales.

Ballenas jorobadas en su hábitat natural

Al día siguiente después de desayunar tomé un tour para ir a ver ballenas jorobadas en su hábitat natural, pues era temporada para ese entonces. 

Un guía intentó venderme pases para un tour que salía media hora más tarde y lo logró al platicarme acerca de la NOM 131, la cual contempla, que no se debe acercar una lancha a más de 60 metros de un ejemplar o de un grupo de ballenas. Algo que yo desconocía en ese momento pues era la primera vez que vería este espectáculo de la naturaleza. 

 

Descendí de la lancha en la playa Estacahuite y decidí regresar a Zipolite por la carretera, pues abordar la lancha después de comer había sido una mala idea.

 

Al llegar me dirigí a la playa del amor para presenciar la puesta de sol y después de eso viví junto a más de mil personas (creo yo) el concierto de Alejandra Robles ‘La Morena’.

Un festival con causa

Zipolite celebró así su quinto festival Nudista de una manera muy especial realizando su primer festival con causa y tiró la casa por la ventana una vez más pues logró reunir a decenas de personas, muchas de ellas extranjeras, quienes se entregaron a este lugar donde la pena fue la última cosa que pasó por la mente de quien estuviera ahí presente. 

 

De acuerdo con un artículo que Viajala publicó en enero, las principales tendencias de turismo para el año 2020 serían las de viajes sustentables, paseos espaciales, nudismo, entre otros. Remarcando que la balanza en cuanto al turismo en México podría inclinarse hacia los estados de Oaxaca, Yucatán y Guanajuato.

 

El festival se realizó los días 1, 2 y 3 de febrero y lamentablemente un mes y días después llegó el primer caso de coronavirus al país. Hoy en día siguen habiendo más, mientras eso sucede, algunos viajamos desde casa al recordar experiencias como la mía en Zipolite, lugar al que quiero regresar una vez que se pueda viajar nuevamente.

Sigue a Moisés Quíroz en sus redes sociales

Tu experiencia en Zipolite

Platicanos tu experiencia en Zipolite, queremos saber como te fue en tu visita desde que empezaste a planear hasta que llegaste a nuestra querida playa

Visita Zipolite

Síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: