Historia

En este lugar desde los años cincuenta habitaron dos o tres familias dedicadas principalmente a la siembra de maíz, frijol, calabaza, ajonjolí de forma temporalera, es decir aprovechando la época de lluvias para conseguir producción de autoconsumo y a la caza de animales silvestres. Con el mismo fin en 1956 los señores Donald Brockington (arqueólogo) y Gabriel de Cicco (etnólogo) enviados por el MEXICO CITY COLLEGE y la ESCUELA NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA; realizaron un estudio en el terreno del Sr. Luciano Cruz Ensaldo ubicado junto a la brecha con rumbo a Puerto Ángel en el cual se encontraron figuras, tiestos y vasijas, que representan a los periodos Monte Albán I o II. Otros corresponden a la influencia tehotihuacana llegada quizá a través de Monte Albán. Se encontraron también dos soportes uno policromo que puede significar ocupación mixteca. En resumen al parecer hubo una larga y continua ocupación por grupos de diversas influencias culturales.

En la década de los sesenta toda el área era propiedad de 3 o 4 personas y la playa estaba tapizada de: mezquites, ojos de venado, nopales, carnizuelos, es decir, toda clase de plantas espinosas que poco a poco fueron desapareciendo bajo el influjo de la ocupación humana. En 1970 ocurrió un eclipse total de sol, el cual sería visto en toda su magnitud en un área cercana a Miahuatlán y Oaxaca, cientos de personas, científicos, periodistas, gente común y corriente se apiñaron en este lugar para ver el evento astronómico de la década.

Era la época del rock and roll y bajo el lema de “amor y paz” los jóvenes de esos tiempos al terminar el eclipse se enteraron de que hacia el sur estaba el paraíso sí, una playa virgen, muy grande, sin  nada de construcciones. Llegaron a Zipolite y en efecto encontraron lo que les habían comentado, maravillados se lanzaban a nadar y a asolearse, sin ropa inaugurando así la primera playa nudista mexicana; eran los denominados “hippies”.

Hoy en día Zipolite es un pueblo a también llamada “aldea global” como dijo alguien por ahí; con sus usos y costumbres en el cual conviven plácidamente extranjeros que se han enamorado del lugar y que han elegido vivir con gente de todo el país y con nativos de la comunidad.

A Zipolite se le conoce como Playa de Muertos; debido a que los turistas que llegaban abusaban del alcohol o de otras sustancias y ante esta situación retan al mar abierto que tiene corrientes y remolinos que a pesar del buen nadador ha provocado muchos decesos.

  • Según algunas personas, su nombre se debe a la abundancia de zopilotes.
  • Según el Profr. Fernando Ruíz Amaya significa lugar de caracoles derivado del náhuatl chipulli (caracol) e itetl (abundancia). Tomado del libro etimología náhuatl de José M. Brando y del diccionario náhuatl de Reimy Brando.)
  • Según Gloria Jhonson, propietaria de Shambala, significa Lugar de gran visión (cepolithoa)